jueves, 13 de septiembre de 2012

L'Anna

Toda mujer a sido una hermosa niña, de esas que tienen esos ojitos que desprenden una ternura sin igual. Los ojitos que brillan de un modo especial, encontrando en ellos destellos de ilusiones que viven intensamente.


De los labios salen dulces palabras de cariño hacia las personas que quieren y en las manitas esta el secreto de una caricia infantil, que se da de corazón a causa de un sentimiento que nace hacia quienes les rodean . Que decir de su sonrisa cautivadora de emociones , de sus gestos graciosos espontáneos, pero lo que mas me gusta es esa risa de felicidad que suena a la melodía mas bonita que toda niña al hacerse mujer no debería perder nunca....

Montse

Os dejo un retrato de Anna una preciosa niña que va creciendo con esa sonrisa que se nunca perdera.



oleo 61x50cm